Páginas vistas en total

viernes, 19 de octubre de 2012

Arte y Arquitectura Románica



El Románico fue un estilo artístico predominante en Europa durante los siglos XI, XII y parte del siglo XIII. Fue el primer gran estilo netamente cristiano y europeo, agrupando a las diferentes opciones que se habían utilizado en la temprana Edad Media, consiguiendo formular un lenguaje específico y coherente aplicado a todas las manifestaciones artísticas. No fue producto de una sola nacionalidad, más bien surgió de manera paulatina y casi simultánea en Italia, Francia, Alemania y España. 

Desde el siglo VIII, una serie de acontecimientos históricos posibilitaron la renovación y expansión de la cultura europea: la subida al trono de Francia de los Capetos, la consolidación y difusión del cristianismo, el inicio de la Reconquista de la Península Ibérica, y, fundamentalmente el nacimiento de las lenguas románicas, son los hitos que marcaron este resurgimiento.

Alrededor del año 1000 una expansión generalizada en los ámbitos económico y cultural propició un importante crecimiento demográfico en las sociedades occidentales, roturándose nuevas tierras y abriéndose antiguas rutas de comercio que posibilitaron los caminos de peregrinación y Europa se vio invadida por una auténtica fiebre constructiva.

El término Románico (como concepto artístico) fue utilizado por primera vez en 1820 por Charles de Gerville, refiriéndose a todo el arte que se realizó anterior al estilo gótico desde la caída del Imperio Romano. Posteriormente la aceptación del arte románico  se fue restringiendo y pasó a designar el arte realizado en Occidente entre los siglos XI y XII, aunque todavía hoy siguen las controversias para determinar con exactitud la amplitud del espacio y del tiempo que abarca este estilo. 

El Monasterio de Cluny, fundado en el año 930, se convierte en el gran centro difusor de la reforma, alcanzando rápidamente una gran expansión y consiguiendo que a través de sus monasterios el arte románico se difundiera por todo el mundo cristiano europeo. Antes de que la orden de Cluny extendiera ese arte, ya se había desarrollado en Italia, en la región de Como, en España y Aragón, época que se conoce como el primer románico. En otros lugares como Cataluña se formaron bases sólidas para el rico desarrollo de la arquitectura románica que seguiría el resto de Europa. En el Principado de Cataluña se hicieron los primeros abovedamientos de las iglesias españolas. Algunas características del importante arte románico catalán son: 






  • Empleo de arco de medio punto
  • Piedra escuadrada pero no pulida
  • Cabeceras de semitambor adornadas con arquillos y bandas rítmicamente dispuestas
  • Los templos se cubren con bóvedas pétreas de cañón y horno
  • Las naves son más amplias y elevadas
  • Se emplean los pilares como sustentación
  • No hay figuración escultórica
La época dorada del estilo por su calidad y belleza (es decir, el románico pleno) se extiende desde la última mitad del siglo XI a la primera del XII, procedente de Francia, transmitido fundamentalmente a través del Camino de Santiago. Está caracterizada por:

  • Esculturas en las fachadas
  • Puertas
  • Ventanas
  • Canecillos
Durante la segunda mitad del siglo XII y la primera del siglo XIII, a medida que las soluciones arquitectónicas se afianzan y se mejoran, surge el tardorrománico. Una de sus expresiones es el arte cisterense que se expande con las abadías del orden de Cister.

En el principado de Cataluña el románico será muy importante. De influencia lombarda, creará las bóvedas de cañón en las naves con arcos ojivales en los espacios menores y en las cúpulas. El primer período está caracterizado por la austeridad que dará paso a la majestuosidad. Algunos ejemplos son:

  • La iglesia de San Vicente de Carona
  • La Catedral de Gerona
  • La iglesia románica del Valle de Bohí, en la Provincia de Lérida, declarada Patrimonio de la Humanidad. 



En el resto de España el Románico floreció en el resto de los territorios cristianos, al amparo de la ruta de peregrinación jacobea. El románico español es uno de los más ricos y variados de toda Europa. Son particulares las influencias islámicas, catalanas, francesas, lombardas y visigodas que se amalgamaron para crear un estilo propio. El foco principal se encuentra en Castilla y Aragón. La obra fundamental del Románico hispano es la Catedral de Santiago de Compostela, con conjuntos escultóricos de entre los más singulares de Occidente. A lo largo del Camino de Santiago fueron apareciendo la Catedral de Jaca y San Isidro de León. En la actualidad, algunos de los mejores conjuntos románicos se concentran en Castilla y León: 

  • La Real Basílica de San Isidro de León, considerado uno de los mejores conjuntos románicos de toda España. Contiene la llamada Capilla Sixtina Románica: el Panteón de los Reyes, decorado con un importante ciclo pictórico
  • El románico palentino, destacando la comarca de Aguilar del Campo con muchísimas iglesias rurales. También cabe mencionar a la iglesia de San Martín de Frómista, uno de los monumentos más completos del Románico español
  • La ciudad de Zamora con una veintena de monumentos románicos, desde el siglo XI al XIII, incluyendo la Catedral, con su original cimborrio
  • La ciudad de Ávila con decenas de monumentos románicos, destacándose la Basílica de San Vicente. 
  • El Grupo de los Cimborrios del Duero está compuesto por la Catedral de Zamora, la Catedral Vieja de Salamanca, la Colegiata del Toro y la Catedral Vieja de Plasencia. 
  • La ciudad de Segovia cuenta con un destacable conjunto de iglesias destacando las características torres y pórticos que son parte del románico segoviano
  • El Románico de la Sierra de Demanda conserva algunos de los monumentos religiosos que se encuentran en la Provincia de Burgos  y La Rioja, entre ellos se destaca el Monasterio de Silos con su magnífico claustro
  • La ciudad de Soria conserva algunos conjuntos interesantes como el claustro de la concatedral de San Pedro, la iglesia de Santo Domingo, la iglesia de San Juan de Rabanera, y, sobre todo, las ruinas del monasterio de San Juan del Duero



En Francia, el Románico alcanzó gran vigor y difusión gracias al Monasterio de Cluny (desaparecido en su mayor parte), centro irradiador del nuevo arte. Surgieron varias escuelas o centros artísticos, cada una con características particulares y propias. Algunos de los monumentos más destacados son: 

  • La Basílica de Saint-Sernin (Toulouse)
  • La iglesia abacial de Santa Fe (Conques)
  • La Basílica de la Magdalena (Vézelay)
  • San Trófimo en Arles: posee un destacable conjunto escultórico
  • Notre-Dame la Grande (Pointiers)
  • Abadía de Notre-Dame (Fontgombault)
  • La Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe

En alemania, el Románico siguió la estela del arte otoniano, creando conjuntos arquitectónicos de gran monumentalidad, muchas de las cuales aportan soluciones novedosas , como la solución de doble cabecera de Westwerk. Entre las más importantes se encuentran:

  • Las Catedrales de Worms, Maguncia y Espira
  • La Iglesia de Santa María del Capitolio en Colonia
  • La Abadía de Santa María Laach

En Hungría el arte Románico evolucionó bajo una fuerte influencia germánica. Para mediados del siglo XI resultaba frecuente en basílicas y claustros húngaros el uso del  ábside cerrado con tres arcos semicirculares colocadas en lugares con tres naves sostenidas por pilares que descansaban en soportales, caracterizado por estar cubierto por una armadura abierta, a excepción de la semicúpula que cubría el ábside. Algunos ejemplos son: 


  • La Catedral de Vác, construida alrededor del año 1074
  • La Iglesia Benedictina de Garamszentbendek, construida alrededor del año 1075
  • La Abadía de San Edigio en Somogyvar, fundada en 1091.

La herencia clásica y paleocristiana se dejó sentir fuertemente en Italia. Como aportación original surgió allí el llamado estilo lombardo, un arte prerrománico, que se extendería después por otras regiones como Provenza. Los edificios románicos italianos se distinguen por su suntuosidad y decorativismo, así como por su claridad estructural. Como ejemplos, podemos mencionar:

  • La Catedral de Parma
  • La Basílica de San Ambrosio en Milán
  • La basílica de San Miguel en Pavia
  • Las Catedrales de Trento y Módena
  • La Basílica de San Miniato al Monte en Florencia 
  • El monumento románico más difundido en Italia es la Catedral de Pisa (incluye el baptisterio, la catedral y el campanario, la famosa Torre inclinada de Pisa





No hay comentarios:

Publicar un comentario