Páginas vistas en total

jueves, 10 de noviembre de 2011

Pequeña consideración sobre Arte

PEQUEÑA CONSIDERACIÓN SOBRE ARTE








El Arte es entendido generalmente  como cualquier actividad o producto realizado por el ser humano con una finalidad estética  o comunicativa, a través del cual se expresan ideas, emociones, o en general una visión del mundo, mediante varios recursos como los plásticos, lingüísticos, sonoros o mixtos. El arte, por lo tanto, es un componente de la cultura, reflejando los sustratos económicos y sociales, la transmisión de ideas y valores, inherentes a cualquier cultura humana a lo largo del espacio y del tiempo.

La noción de arte continúa hoy en día sujeta a profundas disputas, dado que su definición está abierta a múltiples interpretaciones, que varían según la cultura, la época, el movimiento o la sociedad para la cual el término tiene un determinado sentido. El vocablo arte tiene una extensa acepción, pudiendo designar cualquier actividad humana hecha con esmero o dedicación, o cualquier conjunto de reglas necesarias para desarrollar  de forma óptima una actividad. Se habla sí de arte culinario, arte médico o artes marciales, etc. En tal sentido arte es sinónimo de capacidad, habilidad, talento y experiencia. Sin embargo, comunmente se suele considerar el arte como una actividad creadora del ser humano, por la cual produce una serie de objetos (obras de arte), que son singulares, y cuya  finalidad es estética. 


La clasificación del arte, o de las distintas categorías que pueden considerarse artísticas ha tenido una evolución paralela  al concepto mismo de arte. Durante la antigüedad clásica se consideraba arte todo tipo de habilidad manual y destreza, de tipo racional y sujeta a reglas, así  entraban en esa denominación  las bellas artes como la artesanía y las ciencias, mientras que quedaban excluidas la música y la poesía. Una de las primeras clasificaciones que se hicieron de las artes  fue la de los filósofos sofistas presocráticos, quienes distinguieron entre artes  útiles y artes  placenteras, es decir, entre las que producen objetos de cierta utilidad  y las que sirven para entretenimiento. Plutarco introdujo, junto a estas dos, las artes perfectas, es decir, las ciencias. Finalmente Platón  estableció la diferencia  entre artes productivas  y artes imitativas. 


Durante la edad romana hubo diversos intentos de clasificar las artes: así Quintiliano dividió el arte en tres esferas: artes teóricas, basadas  en el estudio (principalmente en las ciencias), artes prácticas, basadas en una  actividad, pero sin producir nada (como, por ejemplo, la danza), y artes poéticas. Cicerón, por su parte, las catalogó según su importancia, así, por ejemplo, nos encontramos con las artes mayores (política y estrategia militar), artes medianas (ciencias, poesía y retórica), y artes menores (pintura, escultura, música, interpretación y atletismo). Finalmente Plotino clasificó las artes en cinco grupos: las que producen objetos físicos (arquitectura), las que ayudan a la naturaleza (medicina y agricultura), las que imitan a la naturaleza (pintura), las que mejoran la acción humana (política y retórica), y las intelectuales (geometría).








Durante la Edad Media continuó la división del arte entre artes liberales y vulgares (en aquella época las artes liberales eran llamadas comunmente artes mecánicas), aunque existieron nuevos intentos de clasificación: Boecio dividió las artes en ars y artificum, clasificación similar a la de artes liberales  y vulgares, aunque la clasificación de Boecio prácticamente excluía a las formas manuales del campo artístico, dependiendo éste tan solo de la mente. En el siglo XII, Radulfo de Campo Lungo intentó hacer una clasificación de las artes mecánicas, reduciéndolas a siete: ars victuaria (para alimentar a la gente), lanificaria (para vestirla), architectura (para proveerles un techo), suffragatoria (para darles medios de transporte), medicinaria (para curarlos), negotiatoria (pensado para el comercio) y militaria (para defenderse).


En el siglo XVI empezó a considerarse que la arquitectura, la pintura y la escultura  eran actividades que requerían no solo oficio y destreza, sino también un tipo de concepción intelectual que las hacía superiores a otros tipos de manualidades. Se gestaba así el concepto moderno  de arte, que durante el Renacimiento adquirió el nombre de arti di disegno (arte del diseño), por cuanto  comprendían que la actividad de diseñar  era la principal en la génesis de las obras de arte.


Durante el transcurso de la historia de la humanidad ( que va de la mano con la historia del arte), se han  hecho innumerables intentos de dividir  el arte en distintas categorías, hasta llegar, en el presente, a una lista de Bellas Artes, a saber:



  • Arquitectura
  • Danza
  • Escultura
  • Música
  • Pintura
  • Literatura (y poesía)
  • Cinematografía
  • Fotografía
  • Historieta

Ciertos críticos e historeadores consideran otras artes en la lista, como la gastronomía, la perfumería, la televisión, la publicidad, etc.









El arte es, desde tiempos inmemoriales, parte esencial de todo ser humano, a través del arte (pintura, escultura, música, arquitectura), el artista se comunica con el público, llegando a compartir no solo su talento y su habilidad artística, sino también, en muchas ocasiones, su visión  de las distintas situaciones sociales y/o políticas  del momento.


Dentro de cada ser humano vive un artista. Esto se puede observar, por ejemplo, en las pinturas rupestres que están diseminadas por todo el mundo (Cueva de las Manos en la Patagonia Argentina, Cueva de Altamira en España, calificada como la Capilla Sixtina del arte rupestre), entre muchas otras, sitios de un valor cultural de enorme importancia, ya que constituyen las primeras muestras  de la habilidad y talento artístico humano. Sus lienzos eran las rocas duras de las paredes de sus casas (cuevas), sus pinceles, útiles rudimentarios fabricados en piedra, o bien utilizaban sus dedos para expresar su arte. Por otro lado, la pintura estaba fabricada  de pigmentos minerales de óxido de hierro rojo, ocres marrones, amarillentos y carbón vegetal mezclado con agua en seco. Una expresión artística admirable, especialmente teniendo en cuenta la época  en la que se han realizado estos lienzos...


Todo artista es, asimismo un creador. Los arquitectos proyectan  y crean bellos edificios (religiosos y civiles), en donde se conjuga la belleza estética, la armonía de colores y materiales y el respeto al medio ambiente, cada uno de ellos ha tenido, tiene y tendrá su visión particular, visión que ha ido moldeando durante el transcurso de su vida. Los escultores moldean figuras gracias al barro, la piedra, la madera o el metal, logrando dar volumen a su obra, y de esa manera llenándola de vida. Los pintores hacen magia con los colores, logrando realizar verdaderas maravillas visuales...,y los músicos son verdaderos maestros de la armonía sonora. 


Estoy convencida de que dentro de cada ser humano vive un artista, artista al que, en muchas ocasiones, le cuesta mostrarse, salir a la luz, pues, aunque no lo percibamos naturalmente, el ser humano está dotado de creatividad, ingenio y talento, dones que nos acompañan desde nuestro nacimiento. El gran problema del ser humano es que suele no creer en sí mismo y menos en sus talentos, en sus habilidades, simplemente, porque, en la gran mayoría, nunca ha sido estimulado para desarrollarlas, utilizarlas y mostrarlas, y, por ende, ignora totalmente su existencia.






Otra problemática tan común del ser humano es que vive comparándose con los demás, llegando a torturarse con ideas semejantes: Los grandes artistas de la historia son tan admirados, han hecho tantas obras maravillosas, jamás podré llegar a su altura, y menos a compararme con ellos...,  y se olvida que los grandes artistas de la historia, cuyas obras son tan preciosas, han comenzado su carrera artística sostenidos casi únicamente por su talento y su entusiasmo, creatividad y dedicación que mostraban al realizar sus obras. 


Para realizar bellos lienzos, hermosas esculturas e imponentes obras arquitectónicas  se necesita de una buena dosis de creatividad, sin ella el proceso de creación de una obra de arte sería practicamente imposible, o por lo menos muy complicada. Admiramos a los grandes artistas (Miguel Ángel, Botticelli, Monet, Manet, Rodin, Oscar Niemeyer, etc), observamos y estudiamos  sus obras, su manera de pintar,  de esculpir,  de construir, de ellos aprendemos constantemente.


Cada uno de los grandes artistas que nos han precedido son únicos y han  encontrado la manera de poder desarrollar su creatividad, su habilidad  y su talento, superando para ello muchos obstáculos. Asimismo están dotados de una senibilidad especial frente al mundo que los rodea, sensibilidad que los hace únicos y especiales en el mundo del arte, imposibles de emular....


Cada persona vive el arte a su manera, cada uno lo siente de manera especial, y cada uno lo desarrolla según su sensibilidad, su idea, su deseo y su  necesidad. Lo más difícil y complejo siempre será encontrar el camino que nos conduzcan finalmente a poder mostrar nuestras habilidades a los demás pero con  una buena dosis de autoconfianza, y contando con el apoyo y estímulo de nuestra familia y de nuestros amigos el camino nos resultará más sencillo de transitar. 





2 comentarios:

  1. Unas muy lindas reflexiones. Cualquier tipo de arte tiene dos vertientes una conceptual y otra manual. Según predomine una u otra se ha venido distinguiendo entre el arte y la artesanía. Sin idea no hay concepto, pero sin habilidad no hay obra. Lo mismo que para llegar a escribir tuvimos de chicos que emborronar muchas cartillas con renglones para desarrollar cualquier actividad artística tendremos que hacer mucho esbozo que en muchas ocasiones acabará en la basura, son gajes del oficio.
    Una anécdota: Tuve un conocido que para pintar se ponía una bata blanca, terminada la obra la prenda continuaba impoluta y el cuadro gris... No es que sea una relación directamente proporcional pero cuanto más se manchen e impliquen tanto más emotivo les será el resultado.. y en cualquier arte lo más importante es la emoción que provoque en el espectador.
    Besos a la autora,

    ResponderEliminar
  2. El Arte es parte innata del ser humano que nos acompaña desde nuestro nacimiento, y las primeras señales las encontramos en los niños. A su manera hacen arte tratando de realizar sus primeros dibujos, o ensamblando bloques de juguete.., o dándole forma a la plastilina....
    Concuerdo contigo: toda obra comienza con una idea muy general, a la que, muy lentamente le comenzaremos a dar forma, color y textura, etc, tratando de mejorarla cada vez más, añadiendo y quitando, cambiando y modificando, según nuestra idea primaria y original que casi siempre sufrirá modificaciones. Es finalmente la habilidad y creatividad de cada artista (y de sus ayudantes), la que terminará de dar forma definitiva a aquella idea, a aquel concepto original.
    Es un tema fascinante, que siempre se vuelve a renovar y a modificar durante el transcurso de la historia.
    Besos

    ResponderEliminar