Páginas vistas en total

lunes, 2 de julio de 2012

Frank Lloyd Wright


Frank LLoyd Wright (Richland Center, Wiscounsin, 8 de julio de 1867 - Phoenix, Arizona, 9 de abril de 1959), arquitecto estadounidense, fue uno de los principales maestros de la arquitectura del siglo XX, conocido por la arquitectura orgánica y funcional de sus diseños.

Tras abandonar la carrera de ingeniería en Wiscounsin al fallecer su padre, Frank Lloyd Wright se traslada a Chicago, donde la oficina de los arquitectos Adler y Sullivan lo contrataron para trabajar con Sullivan durante 6 años como delineante jefe, hasta que, en 1893, abandona por un altercado que tuvo con él y abrió su propio estudio de arquitectura. En esos años diseñó la Casa Winslow en River Forest, Illinois, la primera de la famosa serie de viviendas de  pradera. Se trata de casas unifamiliares, fuertemente integradas en su entorno. Las cubiertas sobresalen considerablemente de sus fachadas y las ventanas forman una secuencia continua horizontal. El núcleo central de las viviendas lo constituye una gran chimenea, alrededor de la cual se disponen las estancias. 


El planteamiento clásico del diseño de su época era el de considerar la planta y el alzado como aspectos independientes que siguen códigos convencionales de proporciones y de diseño. Las construcciones tenían una disposición celular de habitaciones que se unían por medio de salas y comedores. Frente a ésto Wright  considera el interior en términos funcionales precisos que se reflejan en el exterior. Según la función y siguiendo una geometría elástica, se define la forma y ésta se refleja en la fachada. La arquitectura se plantea de dentro hacia afuera, totalmente opuesta al planteamiento en primer caso de la fachada y su composición, para luego considerar el interior. Para Frank Lloyd Wright la naturaleza tiene una dimensión casi mística , cuanto más se asocia el hombre a la naturaleza mayor es el bienestar personal, es así que sus edificios buscan integrarse a la naturaleza. 




Frank Lloyd Wright: Casa B. Henderson; Elmhurst, Estados Unidos, 1901


Las Casas de la Pradera son la primera aportación que hace a la arquitectura moderba. En ellas el espacio interior aparece articulado con una gran libertad. La estructura que soporta la cubierta se reparte por toda la planta, el muro queda libre de su función sustentante y lo utiliza como mero cerramiento. Este sistema de planta libre permite disponer de grandes voladizos, y crear interiores que se comunican de forma más fluida y quedan ordenados en torno a una chimemea central, También consigue dar un tratamiento a la fachada, donde las ventanas se alargan en horizontal y se ponen al ras del techo. Esto hace que el plano de la cubierta parezca despegado y elevado por encima de los muros verticales y consigue así la destrucción del bloque. 


En esta serie de casas se consigue una gran adaptación al paisaje plano y extenso de la pradera. El edificio se levanta del suelo para obtener una mejor vista, coloca el sótano a nivel de la planta baja, que sirve de basamento de la planta central. La casa es baja, hecha a la medida del hombre y a escala humana. En estas casas Frank L. Wright se diferencia de lo que hará el Movimiento Moderno en Europa unos años después, conservando símbolos que cree que son importantes para el hombre, como: la cubierta inclinada que transmite la idea de refugio, las grandes chimeneas dominantes que guardan un carácter de ritual y expresan la idea de hogar, las sutiles expresiones de los planos verticales de los muros y chimeneas y los horizontales de las cubiertas y terrazas que buscan esa adaptación armoniosa con el entorno.


De las obras de este período destacan: la Casa Willits en Highland Park, Illinois (1902), la Casa Martin en Buffalo, Nueva York (1904), la Casa Heurtley, Oak Park (1902), la Casa Glaser (Illinois, 1905), la Casa Coonley (Illinois, 1908), la Iglesia Unity en Oak Park (1906), la Casa Robie, Chicago (1909), que supone un hito dentro de este tipo de casas y la Casa de la Señora Gale, en Oak Park (1909).




Fallingwater (Casa de la Pradera), quizás su obra más emblemática


Frank Lloyd Wright abandonó a su familia en 1909 y viajó a Europa. El año siguiente presentó sus trabajos en una exposición de arquitectura. Una publicación que se editó de sus obras influyó en las nuevas generaciones de arquitectos europeos.


De regreso en Estados Unidos diseñó su propia vivienda, Taliesin, que en el transcurso de los años se quemó en tres ocasiones, y que siempre volvió a reconstruir.


Entre 1915 y 1922 Wright trabajó junto a Antonin Raymond en el proyecto del Hotel Imperial de Tokio, para el cual desarrolló un nuevo método de construcción resistente a los terremotos, que consistía en colocar sus cimientos en soportes basculares hidráulicos, cuya eficacia se vio comprobada tras permanecer intacto después del terremoto que devastó la ciudad en 1923. Este hotel, lamentablemente, fue demolido en los años 60.


Otro proyecto innovador en cuanto al método de construcción fue la Casa Barnsdall en Los Ángeles, que se realizó con bloques de cemento prefabricados, diseñados por el mismo arquitecto. Este método de construcción lo aplicó también más tarde en otras obras que realizó.


Durante un período de pocos encargos aprovechó el tiempo para escribir un libro sobre planificación urbanística que publicó en 1932, año en el cual comenzó sus tertulias y la escuela en Taliesin, por la cual han pasado grandes arquitectos del siglo XX. Años más tarde creó otro en Arizona y éstos son los lugares donde hoy se manejan sus fundaciones. También es en Tailesin donde se expone el modelo de una ciudad distribuida horizontalmente sobre el territorio y cuyos habitantes disponen de automóviles para desplazarse por ella.




Teatro Kalita Humphreys, Dallas, (1955-59)


Uno de sus proyectos más destacados y más conocidos lo realizó entre 1935 y 1939. Se trata de la Casa Kaufmann o Falingwater House en Bear Run, Pennsylvania, edificada sobre una enorme roca, directamente encima de una cascada con un estilo moderno adelantado a su época. La casa se compone de terrazas colocadas a tres alturas sobre una cascada y así consigue establecer una íntima relación entre sus habitantes y la naturaleza. En cada parte de la casa se puede apreciar la naturaleza del entorno que forma parte del interior de la vivienda.


El Museo Solomon R. Guggenheim de Nueva York (1943 - 1946 y 1955 - 1959) se construye en una época en que la obra de Wright manifiesta su mayor originalidad. Ya no utiliza en los proyectos retículas ortogonales, sin que se investigue el campo de la diagonal y el círculo, creando composiciones completamente nuevas.


En el Guggenheim las obras se exponen a lo largo de una rampa espiral ascendente. Se sube al nivel superior por un ascensor , al que se tiene acceso desde cualquier nivel de la rampa y se va descendiendo por dicha rampa mientras que se observa la obra expuesta, la cual se apoya sobre la pared que está ligeramente inclinada, por lo que mejora la iluminación y la perspectiva del cuadro. Al finalizar el recorrido se llega al nivel bajo del patio central, cerca de la salida. En torno a este patio se enrolla la rampa, que se abre a él recibiendo la luz natural que entra por la bóveda acristalada que cubre el edificio, consiguiendo que la luz dominante sea la luz del día que varía según la hora y la estación del año.


En los años siguientes diseñó toda clase de proyectos, y en todos introdujo criterios originales y avanzados para su época. También escribió otros libros y numerosos artículos, algunos de los cuales se han convertido en clásicos de la arquitectura de nuestro tiempo.Sus artículos y publicaciones son tan numerosos como su obra construida y proyectada, más de 800 edificios, de la cual fue publicada la mitad en forma de dibujo. Frank Lloyd Wright muere en Phoenix, el 9 de abril de 1959, antes de que se terminase el Museo Guggenheim y cuando estaba en construcción la Sinagoga Beth Shalom.




Interior del Museo Guggenheim, Nueva York








No hay comentarios:

Publicar un comentario