Páginas vistas en total

lunes, 16 de enero de 2012

Antonio Gaudí

ANTONIO GAUDÍ






El modernismo es un movimiento artístico que se desarrolló en Europa durante el final del siglo XIX y el primer cuarto del siglo XX. Las primeras alusiones de este movimiento se dan en Inglaterra con los trabajos de John Rushkin (1819 - 1900). Sus ideas influyeron en los movimientos Arts and Crafts, caracterizados por una vuelta a la naturaleza y a sus formas onduladas e irregulares, con un predominio de las líneas, la acentuación de las curvas y las formas vegetales que se muestran trenzadas o rítmicamente móviles, en las que aparecen plantas, dragones, sirenas, pájaros, impregnados de un colorido brillante y espectacular, y la alusión a las fuerzas de la naturaleza, el agua o el viento.


El modernismo abarcó casi todas las artes, pintura, escultura, artes gráficas, pero en el que más desarrollo alcanzó fue en la arquitectura y en las artes decorativas. En arquitectura son frecuentes los exteriores en piedra, cerámica, hierros forjados, interiores profusamente decorados, paredes y superficies curvas. Los maestros del modernismo buscaban la belleza en cada obra de arte y analizaban creativamente los nuevos materiales fabrilesy las posibilidades que les ofrecía la industria.


El modernismo fue el estilo de una burguesía que amaba lo visual, lo ostentoso, lo bello, lo palpitante, lo vital. Pero como movimiento artístico significó algo más: fue como el broche de oro de fin de siglo, el punto de convergencia entre todas las corrientes inmediatamente anteriores y el trampolín desde donde se apuntaron buena parte de los manifiestos del arte contemporáneo. Aunque el movimiento haya sido considerado decorativo y superficial, bien es cierto que no anduvo lejos de transmitir una sensación: la de ver la obra de arte como algo interno, subjetivo, como la decadencia y la soledad, o la alegría  y el vitalismo. 





Parece que Antonio Gaudí nació en Ruidoms, en el Mas de la Calderera, el 25 de junio de 1852, una pequeña población cercana a Reus, aunquevsigue sin saberse con certeza el lugar exacto de su nacimiento. Lo cierto es que la partida de bautizo se encuetra en la Iglesia Parroquial de San Pedro en Reus. 

De sus padres heredó una estimulante tradición artesanal. Su padre fue el calderero de Ruidoms, mientras que su abuelo materno lo fue de Reus. Desde niño se habituó al trabajo artesanal. Las grandes placas de cobre que trabajaba su padre eran convertidas en recipientes. Durante su infancia estuvo aquejado de una enfermedad (fiebre reumática) que le impidió r a la escuela.Fue un niño tímido e introvertido, gracias a ello se convirtió en un gran observador de la vida y de la naturaleza, con una enorme curiosidad de todo lo que lo rodeaba.

Aprendió las primeras letras en Reus, y por entonces su inclinación artística ya era adivinable. Gaudí no fue un alumno brillante, pero muy imaginativo. Es destacable que, junto a sus dos amigos, ideara e intentara promover con tan solo quince años un plan de rehabilitación para el Monasterio de Poblet, que habría de impresionar por su modernidad  y por lo que hoy llamaríamos el desarrollo sostenible del monumento e inmediaciones.

En otoño de 1868 Antonio Gaudí se traslada a Barcelona junto a su familia. El año 1868fue el año del estallido de la revolución liberal La Gloriosa, y la política de Españaera convulsa. Barcelona estaba enriqueciéndose por las exportaciones, el auge del ferrocarril y la industria textil, por bancos, mercados bursátiles y por inversiones de los indianos que llegaban de las colonias. Se respiraba un aire de burguesía, pero también existía un elevado número de personas que comenaban a ser concientes de sus derechos y tratar de salir de una gran miseria y de unas condiciones de trabajo insalubres.




Durante el transcurso del año Gaudí se matricula en el instituto, a la espera de poder asistir a la Facultad de CIencias, donde estudiaría durante cinco años asignaturas de ciencias (álgebra, mecánica, geometría y química). Finalmente el 24 de octubre de 1874 Gaudí se matriculó en la Escuela de Arquitectura, donde tuvo oportunidad de estudiar y de consultar los fondos de la biblioteca, dode se familiarizó con la obra de Viollet-le-Duc y de Rushkin, entre otros. También pudo estudiar los tratados sobre arquitectura clásica, árabe, maya, egipcia, india, persa, china, japonesa, romana, gótica y barroca.

En 1874 elaboró sus primeros diseños: un depósito de agua, un candelabro ornamental y el acceso a un cementerio, mientras que en 1876 elabora un proyecto para el pabellón español en la exhibición del centenario de la ciudad de Filadelfia. Por aquel entonces trabajaban con José Fonsteré i Mestre, responsable del diseño del Parque de la Ciudadela. A pesar de que no existe documentación que lo avale, muchos estudiosos han sostenido que la colaboración de Gaudí se puede notar en los elementos decorativos de la gran cascada, rejas y faroles.

En 1879 Antonio Gaudí conocerá a Eusebio Güell, quien se convertirá en su mecenas. Hasta entonces Gaudí había completado cuatro proyectos: un puesto de flores para Enrique Girosi, un expositor de guantes para la Exposición de París de 1878, una serie de dibujos de faroles de hierro forjado (se los puede observar y admirar en la Plaza Real), y su propio escritorio. 

En 1880 elabora varios proyectos (los cuales no fueron realizados): uno para la iluminación eléctrica de la Muralla del Mar de Barcelona, otra para el Casino de San Sebastián, y un tercero para un monasterio benedictino en Cuevas de Vera, Almería.





En 1883 fue designado arquitecto de la obra de la Sagrada Familia y de la Casa vIcens, hogar del fabricante de azulejos Manuel Vicens Montaner. Al mismo tiempo inicia el Capricho de Comillas. En 1888 comienza los planos para el Palacio Güell, en la parte sur de las Ramblas. en 1887 recibe el encargo de construir un Palacio Episcopal de Astorga y la Casa de los Botines en León, proyectos que no serán aceptador por Gaudí.

En 1896 comienzan las obras en el Garraf, abandonando el proyecto de construcción de un pabellón de caza para construir unas bodegas. Dos años después inicia las obras de su primer edificio de viviendas, la Casa Calvet y de la Colonia Güell. Mientras, en 1900 se comienzan las obras en Bellesguard y se comienza a proyectar el Parque Güell. Gaudí planifica asimismo el Café Torino en el Paseo de la Gracia y el habilitamiento de un local para cine (Sala Meré), comenzando, en 1903, a trabajar en la Catedral de Mallorca, comenzando asimismo los trabajos en la Casa Batlló. Una vez muerto su mecenas Eusebio Güell en 1918, sus obras (la Colonia Güell y el Parque Güell) se vieron interrumpidas. Es a partir de este momento cuando se dedica exclusivamente a la construcción de la Sagrada Familia. Ocho años después, el 10 de junio de 1926, moría tras ser arrollado por un tranvía. A su entierro asistieron todas las fuerzas vivas de la ciudad.

Para Antonio Gaudí la ornamentación, tanto en la arquitectura como en el diseño era pieza clave en el proceso creativo. Afirmaba que el color es la señal de la vida, por ello toda su arquitectura es cromática. Sus trabajos más importantes dan testimonio que además del innovador lenguaje constructivo le añadió una audaz imaginación plástica, un universo decorativo rico y completo. Para decorar sus edificios Gaudí exploró al máximo las técnicas tradicionales: ese lenguaje gaudiano que rebosa color, texturas, formas ondulantes, y constantes referencias al mundo animal y vegetal fueron su sello especial.

Gaudí fue además un ecologista: reciclaba azulejos, trozos de cerámica, vajillas, vidrios, etc, con los que recubría luego sus edificios. Así implantó uno de sus sistemas decorativos más interesantes, el trencado, hoy convertido en bandera y símbolo del Modernismo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario